Tumor de columna

Imagen de Tumor de columnaEl cáncer puede afectar a la columna y a sus componentes por una variedad de tipos de tumor de columna. La mayoría de los tumores en la columna son metastásicos, se esparcen desde otra parte del cuerpo hacia la región espinal y causan dolor.

Un tumor de columna puede causar dolor de espalda, desde expandir el hueso hasta debilitarlo, lo que puede resultar en fracturas de columna, compresión de los nervios, o inestabilidad espinal.

Tumor de columna y dolor de espalda

La mayoría de los tumores de columna se esparcen desde otra parte del cuerpo (metastásica), con la mayoría proviniendo de tumores de ceno, próstata, riñón, pulmón o tiroides.

Estos tumores malignos usualmente producen dolor de espalda que no disminuye con descanso, el dolor nocturno puede ser peor que el dolor en el día.

Síntomas del tumor de columna

Los siguientes síntomas generales pueden estar asociados con un tumor de columna:

  • Dolor de cuello o espalda, seguido por problemas neurológicos.
  • Dolor de columna focalizado que es peor en la mañana.
  • Dolor que es severo cuando hay manipulación directa o compresión del área afectada de la columna.
  • Dolor que no disminuye con descanso, y que es peor durante la noche.
  • Dolor de espalda en conjunto con síntomas como pérdida de apetito, pérdida de peso inesperada, náusea, vómito, fiebre, escalofríos o temblores.

Diagnóstico del tumor de columna

Si un tumor de columna es detectado, un examen completo de todos los órganos colindantes a la ubicación en donde se desarrolló el cáncer debería de realizarse. La evaluación puede incluir:

  • Historia clínica completa.
  • Examen físico complete.
  • Examen neurológico completo.
  • Radiografías de la columna, pecho y aparato digestivo para detectar tumores.
  • Tomografías para examinar la columna.

Tratamiento para tumor de columna vertebral

Debido a que la mayoría de estos tumores se desarrollan de un cáncer avanzado de otro órgano, el objetivo del tratamiento espinal usualmente es:

  • Controlar el dolor severo que frecuentemente se deriva de estos tumores (por ejemplo, removiendo la presión de los nervios raíces).
  • Preservar la función neurológica (por ejemplo, removiendo la presión de la médula espinal).
  • Arreglar la inestabilidad de la columna (por ejemplo, reconstruyendo una columna inestable a través de una fusión espinal).

Tratamiento para tumores intramedulares e intradurales-extramedurales

Este tipo de tumores usualmente son removidos quirúrgicamente. El objetivo del tratamiento usualmente es:

  • Remover totalmente el tumor.
  • Preservar la función neurológica.

Los nervios de la columna vertebral son altamente sensibles y evitar daño a estas estructuras es una parte crítica de la cirugía.

Si el tumor no puede ser removido en su totalidad, la radiación post-operatoria puede ayudar a mejorar el resultado en algunos casos. Si el tumor es metastásico, la quimioterapia puede ser de ayuda.

Tipos de tumor de columna

Estos son los tipos más comunes de tumores de columna que pueden causar dolor de espalda: Tumores de columna vertebral, tumores intradurales etramedulares, tumores intramedurales.

Tumores de columna vertebral

Tumores primarios: Estos tumores ocurren en la columna vertebral, y crecen desde los elementos del hueso o disco de la columna. La mayoría de los tumores primarios son raros y usualmente crecen lento.

Tumores metastásicos: Frecuentemente, el tumor de columna hace metástasis (se esparce) del cáncer de otra área del cuerpo. Estos tumores usualmente producen dolor que no mejora con descanso y empeora en la noche.

Tumores intradurales-extramedurales

Los tumores intradurales-extramedurales crecen dentro del canal de la columna (debajo de la membrana que cubre la médula espinal) pero fuera de los nervios. Usualmente estos tumores son benignos y crecen lentamente. No obstante, pueden causar síntomas como dolor y debilidad.

La mayoría de estos tumores son:

  • Meningiomas que ocurren en la membranas alrededor de la médula espinal y usualmente son benignos (pero pueden ser malignos).
  • Tumores de vaina nerviosa que crecen desde las raíces de los nervios que vienen de la médula espinal. Usualmente este tumor es benigno y pueden pasar años antes de que problemas neurológicos ocurran.

Tumores intramedulares

Los tumores intramedulares crecen desde el interior de la médula espinal o dentro de los nervios individuales. Frecuentemente crecen de células que proporcionan soporte físico y aislamiento para el sistema nervioso. Estos tumores ocurren con más frecuencia en la columna cervical (cuello).

adminTumor de columna