Trastornos del movimiento

Imagen de Trastornos del movimiento

Los trastornos del movimiento son condiciones neurológicas que afectan la velocidad, fluidez, calidad y facilidad del movimiento de una persona. Una fluidez anormal o velocidad de movimiento (disquinesia) puede involucrar movimiento excesivo o involuntario (hiperquinesia) o movimiento lento o ausencia de movimiento voluntario (hipoquinesia).

Consideraciones de los trastornos del movimiento

Si crees padecer de un trastorno del movimiento, es importante acudir con un neurólogo y neurocirujano que pueda diagnosticarte de forma acertada. Esto te ayudará a reincorporarte a tus actividades cotidianas de forma exitosa.

Los trastornos del movimiento más comunes

A continuación mencionaremos los trastornos del movimiento que se presentan con más frecuencia.

Ataxia

La ataxia es uno de los trastornos del movimiento que describen la falta de control muscular y/o la falta de coordinación de los movimientos voluntarios, tal como caminar o levantar objetos. Siendo un signo de una condición subyacente, la ataxia puede afectar varios movimientos, creando dificultades para hablar, movimiento ocular y tragar.

La ataxia persistente usualmente resulta de un daño a la parte del cerebro que controla la coordinación muscular (el cerebelo). Muchas condiciones pueden causar ataxia, incluyendo el abuso del alcohol, ciertos medicamentos, convulsiones, tumores, parálisis cerebral, degeneración cerebral y esclerosis múltiple. Genes hereditarios defectuosos también pueden causar uno de estos trastornos del movimiento.

El tratamiento para la ataxia depende de la causa. Dispositivos adaptativos, tal como andadores o bastones, pueden ayudar a mantener la independencia. Terapia física, terapia ocupacional, terapia del habla y ejercicio aeróbico regular también puede ayudar.

Distonia

La distonia es uno de los trastornos del movimiento en el que los músculos se contraen de forma involuntaria, causando movimientos repetitivos o torcidos.

La condición puede afectar una parte de tu cuerpo (distonia focal), dos o más partes adyacentes (distonia segmentada) o todas las partes de tu cuerpo (distonia general). Los espasmos musculares pueden ser leves o severos, y pueden interferir con tu desempeño de las actividades cotidianas.

No hay cura para la distonia. Pero los medicamentos pueden mejorar los síntomas. La cirugía se utiliza algunas veces para inhabilitar o regular nervios o ciertas regiones del cerebro en personas con uno de estos trastornos del movimiento severo.

Temblor esencial

El temblor esencial es uno de los trastornos del movimiento más comunes (sino, el más común). Es un desorden progresivo, frecuentemente heredado, que usualmente comienza en la adultez tardía. Los pacientes con un temblor esencial típico experimentan temblores cuando los brazos se sostienen en el aire (tal como cuando se lee un periódico) y cuando las manos están siendo utilizadas para actividades como comer, tomar o escribir. Los temblores también pueden afectar la cabeza, voz, lengua y piernas, y pueden empeorar con el estrés, fatiga y medicamentos estimulantes.

Enfermedad de Parkinson

Uno de los trastornos del movimiento más populares (debido a que lo han padecido muchas celebridades), la enfermedad de Parkinson afecta la forma en que te mueves. Aparece cuando hay un problema con ciertas células nerviosas cerebrales.

Normalmente, estas células nerviosas producen un químico importante llamado dopamina. La dopamina envía la señal a la parte de tu cerebro que controla el movimiento. Permite que tus músculos se muevan suavemente y que hagan lo que tú quieres que hagan. Cuando padeces la enfermedad de Parkinson, estas células nerviosas dejan de funcionar. Entonces, dejas de tener suficiente dopamina, y tienes problemas para moverte de la forma que quieres hacerlo.

La enfermedad de Parkinson es un trastorno del movimiento progresivo, lo que quiere decir que empeora con el tiempo. Pero usualmente esto sucede lentamente, con el paso de los años. Y hay buenos tratamientos que pueden ayudarte a vivir una vida plena.

Parkinsonismo atípico

El Parkinsonismo se refiere a los trastornos del movimiento que son vistos en enfermedades como el Parkinson, pero son causados por otros desordenes. Un Parkinsonismo atípico incluye una variedad de desórdenes neurológicos en los que los pacientes tienen algunas características clínicas de la enfermedad de Parkinson, pero los síntomas son causados no sólo por una pérdida celular en la sustancia negra (la parte del cerebro más afectada por la enfermedad de Parkinson), sino también por una degeneración de las células en las partes del sistema nervioso que normalmente contienen receptores de dopamina. En otras palabras, los pacientes se ven como si sufrieran de la enfermedad de Parkinson, pero la causa de sus síntomas es otra.

Pacientes con Parkinsonismo atípico tienen los síntomas similares a los del Parkinson, incluyendo temblores, movimiento lento, rigidez, dificultad para andar, y postura inestable, pero tienen síntomas adicionales que no son propios del Parkinson.

Conclusión

Todos los trastornos del movimiento son condiciones neurológicas que deben ser atendidas por un especialista. Si crees padecer una de las condiciones mencionadas en este artículo, acude rápidamente con un neurólogo o neurocirujano.

andreaTrastornos del movimiento